Inicio Mérida Cuida de tu salud ósea

Cuida de tu salud ósea

La osteoporosis, esa gran desconocida.

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es un trastorno esquelético sistémico caracterizado por la disminución de la masa ósea y el deterioro de la microarquitectura del tejido óseo, con el consiguiente incremento de la fragilidad del hueso y una mayor susceptibilidad a las fracturas. La fragilidad ósea es la principal característica de la enfermedad osteoporótica.

¿Por qué debemos conocerla? ¿Cuáles son sus consecuencias?

La osteoporosis afecta a casi 3 millones de personas en España y en 2017 se estimaron unas 330.000 fracturas por fragilidad, lo que supone una media de más de 37 fracturas cada hora. Las fracturas de cadera, vértebra y antebrazo son las más frecuentes, alcanzando entre las tres localizaciones la mitad de todas las fracturas. Se prevé que la incidencia de fractura de cadera aumente considerablemente en los próximos años, en parte debido al envejecimiento de la población. Concretamente en el año 2050 se espera un incremento del 240% en mujeres y del 310% en varones respecto a la incidencia en 1990.

La consecuencia más directa de la osteoporosis es el incremento de la incidencia de fracturas por fragilidad. La repercusión de las fracturas por fragilidad en Europa es superior al impacto de muchos cánceres y otras enfermedades crónicas como la artritis reumatoide, asma o la repercusión cardiaca de la hipertensión arterial. Más allá del dolor inmediato, el tiempo de curación y la recuperación asociados a una fractura, una fractura inicial incrementa significativamente el riesgo de fracturas siguientes y puede desencadenar una espiral de dependencia sanitaria, un incremento del gasto y la disminución de la calidad de vida, a pesar de que existen tratamientos y programas para la prevención secundaria de las fracturas por fragilidad. Las fracturas osteoporóticas o llamadas también por fragilidad ósea, son aquellas localizadas en zonas de baja densidad mineral ósea, o bien aquellas que ocurren tras una caída desde la propia altura o esfuerzos mínimos en un paciente mayor de 45 años y sin que haya indicios de otras patologías distintas a la osteoporosis que hayan provocado o facilitado la fractura. Se descartan por tanto fracturas producidas por accidente o producidas por alto impacto, como caídas por las escaleras o accidentes de tráfico.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo para padecerla?


Importancia de la dieta, hábitos de vida saludables y ejercicio físico como tratamiento no farmacológico de esta enfermedad
La estrategia para la prevención de las fracturas debe ser no solo mejorar la densidad mineral ósea y la resistencia, sino también centrada en la prevención de las caídas. Así el tratamiento de los pacientes con osteoporosis incluye una serie de intervenciones no farmacológicas encaminadas a evitar esa pérdida de masa ósea y prevenir las caídas. El estilo de vida, la dieta, el ejercicio y los tóxicos (tabaco y alcohol) pueden contribuir hasta un 20% en la variabilidad del pico de masa ósea que se alcanza en la juventud y también en el ritmo de pérdida de masa ósea posterior en edades más avanzadas de la vida.

Comprueba en el siguiente enlace cuál es el riesgo de sufrir osteoporosis:

https://riskcheck.osteoporosis.foundation/


- Te recomendamos -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí